El Materialismo Histórico de Marx en función del Movimiento estudiantil en Chile

Marx parte de un materialismo radical en donde la realidad no tiene espíritu, sino que todo es un cuerpo, sin embargo,  introduce este materialismo  a una dimensión histórica,  en donde ya aplicados a términos sociológicos “los pueblos y las sociedades se desarrollan en función de mecanismos materiales” (Savater, Fernando. 2010), es decir, comprendemos que el mundo en que vivimos se basa en condiciones tecnológicas, económicas,  y en general, en las necesidades del hombre para subsistir.

En la teoría de Marx también se denota que las condiciones materiales  determinan nuestras ideologías, y en torno a este materialismo, debemos tratar de analizar la realidad actual y las relaciones entre los hombres; por ejemplo, la división del trabajado como base económica de la sociedad.

De acuerdo con esta breve introducción al Materialismo Histórico, analizaremos el problema del Movimiento estudiantil en Chile. Partiremos de los antecedentes históricos que nos llevan a la necesidad de actualizar las reformas educativas que permitan a los estudiantes chilenos, recibir una educación pública y de calidad, principalmente.

En la actualidad, la educación  en Chile es institucional, no la controla el Estado sino es privada y se provee de recursos ajenos a él. Los jóvenes pagan toda su educación, y  al concluir su carrera ya tienen endeudamientos enormes, lo cual afecta a los sectores de la población más vulnerables económicamente.

Hasta este momento se pueden identificar varios aspectos del materialismo:

1.       Universidades: la cuales no ofrecen una educación de calidad y son privatizadas.

2.       Capital: Falta de apoyo a la educación por el gobierno chileno y los endeudamientos que tienen los estudiantes al concluir su carrera.

Como antecedentes históricos para comprender mejor el desarrollo del problema, se sabe que durante la dictadura militar de Pinochet (1973-1990), fue diseñado el  sistema educativo chileno que aún prevalece en la actualidad y que concluyó con la promulgación de la Ley Organica Constitucional de Enseñanza (LOCE), en donde se le otorga gran parte de la educación al sector privado y al Estado solo se le otorga un papel regulador.

El movimiento estudiantil ha sido considerado como el más fuerte en la reorganización democrática de su país, y es urgente la necesidad de que el gobierno atienda las peticiones de la FECh (Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile), entre otros organismos  estudiantiles y obreros que se han unido al pliego petitorio.

 Podemos ver en este punto que, como nos dice la teoría de Marx: las condiciones materiales surgen de las necesidades del hombre en sociedad.

Otro supuesto de esta teoría es, como se menciona anteriormente, las condiciones materiales determinan nuestra ideología  y las impresiones que tenemos del mundo. Desde los antecedentes del movimiento con el golpe de Estado de Pinochet a Salvador Allende, se muestra una forma de pensamiento y conducta, así mismo, la subida de un gabinete de “extrema izquierda” al poder, si nos referimos a términos políticos.

Los jóvenes que están enfrentándose al gobierno con nuevas propuestas e iniciativas en materia de la educación, producto de un desarrollo histórico en un periodo de tiempo, en donde, y a través del intercambio de ideas y posturas, específicamente en el sector de la clase media de la población, se ha logrado llevar a cabo el movimiento, manifestado por medio de huelgas en las universidades, protestas, marchas, etc., y que en ocasiones provocan disturbios en el país, pero estos generalmente son ocasionados por personas que no pertenecen a éste.

En conclusión, la sociedad estudiantil chilena tiene la necesidad de exigir al gobierno las transformaciones adecuadas al sistema de educación, para que los jóvenes puedan recibir una educación pública, gratuita y de calidad; ya que la mayor parte de la población no puede costear sus estudios aunque se les otorgue un crédito, problema que viven desde finales de la dictadura de Pinochet con la aprobación de la LOCE. La realidad material inmediata que se puede observar a través del proceso histórico, como ya se mencionó es el Capital (inversión en una educación de calidad y gratuita), y las instituciones educativas (principalmente, universidades sin fines de lucro reguladas por el Estado), que en suma nos llevan al Movimiento estudiantil en Chile,  iniciado en mayo del 2011

 


Comments




Leave a Reply